Y SEGUIMOS CON LAS CREMAS. . .

05/22/2016
FullSizeRender

Desde hace ya tiempo, me he vuelto un poco adicta a las cremas por varias razones; una es, que me encanta cocinarlas, el xup xup de las verduras rehogadas me encanta, además es ahí donde se entrelazan los sabores. Otra cosa es, que inevitablemente no las puedo comer fuera porque siempre les añaden leche o huevo, o patata o algo para ligarlas. Como soy intolerante a la leche, cremas de nata etc. . . me las he tenido que arreglar para hacerlas yo a mi gusto. Y finalmente, porque me es muy cómodo tener en pequeños botellines de cristal para llevarlos a la oficina.  Así que os dejaré la receta de hoy por si os apetece seguir con las cremitas, y sobretodo, son a gusto del consumidor, cada una la puede hacer con lo que más le apetezca! Bon appétit!!

Hoy toca crema de alcachofas

Ingredientes:

-Alcachofas

-Champiñones

-Cebolla

-Caldo de verduras o caldo de pollo

-sal / pimienta

-aceite de oliva

-Una hojita de laurel

 

Preparación:

En una cazuela añadimos un poco de aceite, añadimos primero la cebolla cortada a medias lunas.

Luego cuando esta la cebolla medio transparente añadimos las alcachofas cortadas también a medias lunas.  Mezclamos, añadimos la sal y la pimienta. tapamos.

Añadimos los champiñones, dejamos un ratito también para que se hagan y se mezcle bien con el resto de las verduras.

Luego cuando todo esta muy mezclado, añadimos el caldo de verduras o de pollo y lo dejamos hervir durante unos 25-30 minutos.

Pasado el tiempo metemos todo en una batidora, vamos añadiendo un hilo de aceite mientras se hace la mezcla eso le da cremosidad. Y voilà! buenísima.

Recordar, no hay nada escrito, podéis añadir los ingredientes que tengáis que que queráis.

Espero que lo disfrutéis igual que yo!

Besos,

 

 

CREMA DE CEBOLLA

04/01/2016
onion food

 

 

 

Con la llegada de la primavera, que ya esta aquí totalmente instaurada, nos lo recuerda la luz del día que se va mucho más tarde. .  Como no, hay que ponerse un poco a tono para poder estar guapa con poca ropa y sobretodo adelantándonos para la “ operación bikini “. No?

A mi, personalmente me cuesta mucho hacer dieta, vamos, me es casi imposible, me gusta demasiado la comida y la buena vida. . . soy mucho de pensar en los conceptos del “ bon vivant “ y del “ dolce fer niente “ ambos los asocio a la buena vida y al buen comer. Con eso, obviamente no quiero decir que coma todo lo que se me pone delante, evidentemente, pero si que no le hago feos a cenas múltiples,   vinitos y aperitivos de fin de semana. Esa es la verdad.

Dicho esto, como intento ser buena al menos entre semana, todo lo que puedo. . . he decidido compartir esta receta, que much@s ya sabréis pero que para mi es un descubrimiento magnífico en mi dieta y que además me gusta muchísimo.  Se trata de la señora crema de cebolla.

Tengo recuerdos, muchos de que en casa, se comía alguna vez sopa de cebolla, y sobretodo en casa de las abuelas, pero yo, que era muy puñetera con la comida cuando era pequeña, me daba cierto “ asquito “ no me gustaba la cebolla, solo cruda en las ensaladas y bien avinagrada. Del resto, no quería saber nada, ni en la tortilla de patatas.

Afortunadamente, con el tiempo, una se va cuidando el paladar, lógico. . . así que un día mi cuñada, en un domingo familiar, nos hizo de primero una crema de cebolla. A lo primero pensé; ui, no me va a gustar. Luego por no hacer el feo y con el deber de probarla me pareció totalmente exquisita. En serio!  Así que como a mi me gusta tanto, quiero compartirla con vosotros igual que ella la compartió conmigo.

A parte de que me encantan las cremas y esta especialmente podría decir que es la que más.

He descubierto que la cebolla y la sopa u crema es muy beneficiosa. Para los riñones por ejemplo, es antioxidante, para los intestinos, elimina toxinas, líquidos retenidos y de paso volumen de grasa. . . así que, que más podía tener! una maravilla vaya. . .Ya tiene razón mi madre cuando me dice que la cebolla es la base de la cocina, no podía tener más razón!

Bueno, pues sin más rollo, aquí os paso la receta y que cada uno puede adaptarla a su paladar.  Of course.

Ingredientes:

Ingredientes:

6 cebollas ( de figueres, mejor ).

Agua

1 cucharada de aceite virgen

Sal

Pimienta

Unas hojas de laurel

Caldo de pollo o de verduras. ( al gusto ). A mi personalmente me gustan los dos pero el de pollo, obvio, le da un toque más  sabroso.

Unas tiras de queso parmesano, para decorar casi, no es súper necesario.

*Picatostes ( también opcional ) yo no le pongo.

*Semillas de chía ( también opcional, claro ).

* Aquí se le puede añadir azafrán, un poco de crema de leche o unas yemas de huevo . Yo como no tolero la leche no le pongo y tampoco huevo, no me hace falta.

Preparación: 

Preparación:

-Pelamos las cebollas, las cortamos con forma de media luna, las lavamos

-Añadimos a una cacerola una cucharadita de aceite de oliva

-Añadimos las cebollas a la cacerola con el aceite para rehogarlas, con pimienta y sal, las tapamos.

-Una vez ya las tenemos transparentes le añadimos el caldo de verduras o de pollo y le añadimos las hojas de laurel.

-Lo dejamos hervir durante 20 minutos a fuego medio/lento.

-Cuando ya ha pasado el tiempo lo trituramos, mientras trituramos le echamos un poquito de aceite para que ligue la crema, le da una suavidad muy rica.

-Enplatamos, le añadimos una tira de queso partisano para decorar, o lo que os apetezca, la dejamos enfriar nada, unos minutos y ta-dá! lista.

Se prepara en nada y esta riquísima. ;)

VERDE QUE TE QUIERO VERDE

01/28/2016

VERDE QUE TE QUIERO VERDE

 

¡Hola!

Verde que te quiero verde. ..si, porque como ya venimos leyendo con varios artículos de nutricionistas, dietistas, etc. . . todo lo verde es igual a sano. Importante, no?  Todas sabemos que el té verde por ejemplo es muy bueno por sus propiedades antioxidantes y diuréticas, entre muchas otras. Hay mucha gente que no le gusta porque dicen que tiene un sabor amargo, OJO!  porque si es así puede que estemos tomando un té con hojas ya oxidadas, así que en ese caso hay que mirar bien las marcas.  Para mi el té verde es una de las pocas costumbres que tengo. Sobretodo porque va de la mano de ciertos hábitos que tengo sobretodo durante la semana, mientras trabajo. A media mañana siempre, siempre me tomo un té verde. El mío es KUKICHA O TÉ DE 3 AÑOS. Es una de las bebidas naturales más saludables que existen y se obtiene de las ramas y tallos de la misma planta del té verde y el té negro. Además sabe riquísimo.

A parte de este ritual, que ya está totalmente habituado a mi día a día, sobretodo de lunes a viernes. . .  estoy en el proceso de añadir otro. Se trata del zumo verde al que os quiero hablar. Hay mil maneras de preparar zumos y batidos verdes, yo en mi caso, prefiero las cremas de verduras que los zumos o batidos, básicamente porque la verdura curda no me sienta muy bien, así que prefiero tomarla de otra manera. Pero! cuando he terminado de cenar y sé que me voy a la cama si me tomo un zumo que me va muy bien.

Se trata de un zumo con :

1 pepino

medio limón ( cortado a trozos ) sin corteza, claro

1 puñado de perejil

1 cucharadita de jengibre en polvo

agua

Sí, sí, el jengibre y el perejil es potente, al principio me costó! son sabores fuertes, pero a mi me va muy bien. Hay que colar en el ” chino ” el zumo, para que quede la “polpa” del pepino, así es más fácil de beber.

Bueno, ahí me recomendación! hay mil variedades y mil maneras! pero tampoco soy una experta así que os recomiendo lo que he probado, pero hay muchas posibilidades con el ” mundo verde “, si os animáis podéis compartir vuestros hábitos verdes aquí!

Besos,

Meri.

 

Can Casi

01/13/2016

Hola, hola! Ya está aquí  Enero, ya hemos empezado el año, y ya casi ni nos acordamos de los propósitos verdad? jajaja bueno, para empezar bien el año decidí escapar de la familia y de la ciudad ya que mi necesidad de ver un árbol, un trocito de mar o una montaña es pura necesidad, y eso que soy bastante urbanita, pero como todo el mundo, necesito oxigenarme y ver verde que digo yo. . .Así que os dejo una recomendación de donde he estado por si os apetece ir.

 

Processed with VSCOcam with a7 preset

 

Se trata de Can Casi, un pequeño hotel rural con solo 5 habitaciones, de momento, porque creo que están con la intención de ampliar, pero de momento tiene 5, y eso ya mola. Algo pequeño, muy personal y con mucha cariño, así es su decoración, maderas, piedras y un ambiente totalmente cuidado y relajado.

Tiene un comedor que da al jardín, donde tienen una piscina de agua salada, por cierto, y unas mesas acomodadas para los desayunos, cenas o comidas donde te sientes totalmente en un espacio nada ” hotelero ” madera, cestas, piedra, plantas, luz cálida, vamos, lo que buscas cuando sales de casa con la intención de No meterte en un hotel convencional sino de ir a un sitio donde haya algo de encanto y lo bonito te haga sentir bien y descansar. No?

IMG_7963 (1)

 

ultima foto

Es un sitio que recomiendo ir en verano ya que el jardín y la piscina le darán un plus muy alto.  Espero que os guste y os animéis!

Meri.